Ha vuelto, parece mentira, pero un grupo que llenó mi infancia con su música ha vuelto a hacer magia para recordarme esos momentos, esas mañanas de los sábados delante de la minicadena escuchando las míticas canciones, que hoy han vuelto a sonar en mis auriculares y que han hecho vibrar mi fibra sensible. Un disco que personalmente he guardado en mi memoria, volvemos a esos títulos y letras místicas. Un disco con muchos cortes que son interesantes y que no podemos dejar de escuchar.

Leire ha conseguido hacerse con el hueco que dejó Amaia en la oreja, ella ya es la voz definitiva de LODVG. Estoy orgulloso de ver que esto ha ocurrido y que ya no soy el chico cabreado con el grupo al dejar escapar a Amaia. El disco comienza con Estoy contigo, la primera canción que escuché, en cuanto me enteré que LODVG sacaba disco. Un comienzo que nos dice que los de San Sebastián han vuelto con mucha fuerza. Este primer corte nos deja claro que en sonido han madurado pero que no han perdido su esencia, que siempre será suya y nadie podrá imitarla. Una voz de Leire muy dulce y preciosa, personalmente, me parece un acierto.

Diciembre es otro de los temas que ya había escuchado antes, este tema es el clásico tema que podemos escuchar y reconocer esa esencia de la que antes hablaba, este tema es el típico de La Oreja de Van Gogh, letras pegadizas y a la vez rebuscadas, estribillos repletos de coros y un mensaje claro. Sin darnos cuenta llegamos desde este invierno que nos deja Diciembre a Verano, otro tema que ya habíamos escuchado, se trata del primer single y personalmente uno de mis cortes favoritos. Una canción muy de esta etapa madura de LODVG, preciosa y a la vez nostálgica.

Como fan de LODVG recuerdo aquella canción, Pop. Creo que Esa chica es la continuación de esa canción. Abrimos ese cajón en el que alguien que lo tiene todo no consigue encontrar nada, la vida de una artista que se ha abandonado para triunfar. Una balada que no podemos dejar pasar, perfecta.

Pálida luna es un tema muy electrónico, con mucho sintetizador y con esos toques que nos encantan. El pop de estos chicos hace mover los sentimientos que tenemos guardados, una canción movidita, pero a la vez que puede servir de un alto en el camino para llegar a Camino a tu corazón, una de esas canciones extrañas, con letra rápida y con mucho sentido místico. Un canto hacia la libertad con un sonido más diferente a lo que llevamos de disco, un experimento que ha salido bien.

Llegamos a la canción número 7 y nos encontramos con una nueva balada, Intocables. Una balada que habla de un desamor y que nos encontramos con nuestros propios miedos. Me ha hecho sentir bien, identificado, cuándo una canción hace eso hemos de saber que vale la pena escucharla. No vales más que yo nos deja sumergidos en un piano y nos abre el mundo hacia otra balada preciosa que nos muestra todo el daño que se nos ha hecho, puedo calificarla como una continuación de la anterior, lo que ocurre después de ese desamor por lo que se dio todo.

Con un ritmo muy folk, un ritmo muy country americano nos encontramos con Cuándo menos lo merezca. La voz de Leire suena perfecta en este registro, se nota que les gusta y que la interpretación de este tema es sublime, es, por decirlo de alguna manera, un nuevo experimento que ha vuelto a salir bien, estribillos pegadizos. Esta canción debería de haber sido el primer single, un muy buen corte del disco. En verdad, no me esperaba algo así.

Mi pequeño gran valiente es una de esas canciones que me han movido por dentro. Una canción de alguien que se va dejando atrás aquello que más quiere. Este corte me ha recordado mucho a como tuvieron que irse, sin avisar, dos personas. Perfectamente pueden ser las palabras de ellos animándonos a seguir, sin rendirnos y sin olvidarlos. Siempre, la canción con la que cierra el disco, no tengo más que decir, simplemente es la que nos afirma que este grupo está más vivo que nunca.

Y si nos hemos quedado con ganas de más, podemos escuchar el bonus track, Tan guapa, una canción que puedo deducir que está dedicada a algún amor perdido. Cantada por Xabi, es una canción que me ha sorprendido. Con esta han coronado el disco y ha conseguido volver a resurgir de sus cenizas.

Estoy orgulloso de haber vuelto a escuchar LODVG, saber que después de mucho tiempo han vuelto con fuerza para quedarse, espero poder escuchar mucho más y que pueda escucharlo en directo, porque sabemos que ellos sabrán defenderlo a la perfección, un disco muy recomendado para todos los amantes de la buena música. Tambíen he de recalcar el gran detalle de poner todas y cada una de las canciones que componen este disco en youtube, pero no solo eso, sino que en cada vídeo con el audio hay un apartado con los acordes, para todos aquellos que como yo aman la música y aman interpretarla. Chapeau por los chicos de San Sebastián, espero que este disco sea el nuevo resurgir de un grupo que siempre ha sido mi debilidad.

«Verano veinte dieciséis, el aire viene y va y siempre me trae tu voz» Verano

Sergio Barajas Cruz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s