Si en la anterior entrega de esta trilogía (Gaia. El lamento de nuestra madre tierra), unos lamentos acabados con los rezos de un sacerdote ante la dolorosa muerte de Alma Echegaray en la silla eléctrica mientras esta acababa amenazando con vengarse hablando en nombre de la madre naturaleza. Nos adentramos pues, a una época en la que se nos cuenta la historia de cómo el ser humano es codicioso, utilizando instrumentos macabros como la Santísima Iglesia de la Inquisición, una institución que mataba y justificaba sus crímenes en nombre de Dios.

Anteriormente, en el anterior escrito, explicaba la conquista que los españoles llevaron a cabo en aquel «nuevo mundo», hoy hablaré del momento en el que los españoles deciden colonizar y, sobre todo, evangelizar a la fuerza este mundo que previamente se había ocupado. Dejando de lado las creencias «paganas» de los que allí vivían y obligando a aceptar a Cristo, a su Iglesia y a su poder. Muchas veces los habitantes del nuevo mundo no aceptaban el compromiso de esta Iglesia inquisitiva eras ajusticiado por el gran tribunal de la Inquisición y con ello, eras condenado al fuego eterno y a la brutal tortura a las que se sometían a todos aquellos que no acataban la ley del Señor.

La canción es, sin alabar demasiado a esta banda que tanto me gusta, una de las obras de arte del grupo. Para mí, es, junto con La Cantata del Diablo las mejores canciones de este disco, una de las mejores canciones que se han hecho en el Rock/Heavy español. Cambios de ritmo y melodías muy pegadizas. Una canción triste en el mensaje y contundente en lo que quiere decir. La voz dormida, la canción que da nombre a esta segunda entrega de la Ópera Rock que ya es clásica del grupo y que marcó un antes y un después en la manera de hacer música dentro de uno de los grupos de música más prestigiosos de la música española. Música que puedes escuchar en cualquier momento y que no puede ser más perfecta. Puede que esta canción es la que más haya escuchado de este grupo desde que tengo uso de razón, es la canción que ha marcado a una generación de fans, es una de las canciones perfectas de Mägo de Oz y muchos como yo, así lo consideran.

He de mencionar el final de La Cantata del Diablo, la canción acaba con el salmo de los desheredados, un momento recitado que se nos muestra como un padre nuestro, una carta a ese dios, un dios que debería ser más justo, no permitir el mal y que no permita la injusticia. Los verdaderos valores del ser humano y la igualdad de todos y cada uno, sin importar la raza, el color o la riqueza de las personas.

Hoy en día tenemos aún las cenizas de esa Inquisición que privaba de derechos a todo aquel que no creyera en lo que esa institución creía. Hoy en día la Iglesia mantiene un gran poder. Todavía no se han caído todos los muros. Hoy estamos viviendo momentos delicados para la paz mundial y todo tiene que ver con la malinterpretación de textos sagrados. En la actualidad no tenemos a la religión católica con la Santísima Inquisición, en la actualidad tenemos la versión árabe de la inquisición, haciendo masacres en nombre de ese dios al que quieren pintar de cruel, ningún dios es cruel, ningún dios manda matar a los inocentes que no han hecho nada en su contra. El único animal de la tierra que aporta la destrucción de vidas y del planeta es el ser humano. En la siguiente entrega veremos como la tierra muere, veremos como el ser humano ha acabado con la existencia de un planeta que se nos regaló y que poco a poco hemos ido destruyendo.

El ser humano en su afán de conquista mató a todos aquellos que utilizan la razón para explicar el mundo. El ser humano en su afán y ansias de poder acabó con el compromiso que tenía en el mundo, el cuidado del mejor regalo más preciado que se nos dio, pero este tema lo hablaremos en la siguiente entrega.

«Y verás que mi voz, vive en ti soy la voz dormida, de los que el Santo Oficio consiguió callar»

Sergio Barajas Cruz

Anuncios

Un comentario en “La voz dormida. Un grito nunca escuchado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s