De nuevo vuelvo, con temas jugosos sobre los que hablar, con temas escabrosos si me permitís llamarlo de esta manera y sobre todo con temas que pueden causar furor u otros que más que furor pueden causar fuertes riñas y críticas. Ayer, pensando sobre qué escribir, me vinieron a la cabeza dos realidades que se acercan este verano y que parece ser tenemos todos los días en la televisión y en medios de comunicación variados. Mi indecisión ante la posibilidad de escribir de uno y de otro me ha llevado a la casualidad de poder escribir de los dos hechos en uno y poder relacionarlo directamente con la situación que vivimos en este país y que, parece ser, nadie quiere darse cuenta de lo realmente lógico de las situaciones que remarcaré a continuación, el hecho es que este país… ha perdido el norte.

A mi parecer y según veo las situaciones y la actitud de las personas, nos preocupa más qué pasará con la selección española en la Eurocopa que lo que pasará el próximo 26 de junio cuando vayamos, de nuevo, a las urnas porque los ineptos de arriba no quieren ajustar ideas y no se ponen de acuerdo en formar un gobierno que ha sido elegido por la mayoría de los españoles. Dejando de un lado en este momento esa Eurocopa, no sé si os habéis parado a pensar, pero si no se forma gobierno esta vez, esta gente se estará riendo de nosotros hasta la saciedad y, sobre todo, harán con todos y cada uno de los que hemos ido a votar para que esta situación cambie como si fuéramos simples marionetas enredadas, sí, así está el patio.

La Eurocopa se viene sintiendo en España con conflictos en diferentes lugares de la península, destacando en este pequeño párrafo a Cataluña, en especial Barcelona, con una alcaldesa que no siente ningún aprecio por la institución española, en este caso, no entiendo por qué se pone al mando de una ciudad si en realidad lo único que siente hacia los que estamos orgullosos de ser españoles es odio. En fin, incongruencias de este mundo que están creando y que no llegaré a entender nunca. El caso, ha habido una fuerte conmoción en Barcelona, pues al final sí que se ha llegado a la conclusión, pero, hubo discrepancias ante poner pantallas gigantes para visualizar los partidos de la selección española de fútbol en dicha ciudad, la alcaldesa, decidió que no lo haría y gracias a la inmovilización de aquellas personas, mayoritarias en Barcelona, que sí que se consideran españolas, habrá pantallas en diferentes puntos de la ciudad condal para visualizar los partidos. Pero no acaba ahí la cosa, pues personas que apoyaban la causa de estas pantallas gigantes han sido agredidas por personas independentistas. Creo, sinceramente, que, con estos comportamientos, por mucho que quieras independencia no se te pueden respetar las ideas, porque imponer con violencia algo que tú quieres que se haga, se llama dictadura, pero no solo en España, también lo es en el resto del mundo «civilizado». Si por algún motivo yo tenía algo de respeto hacia las personas que pensaban en la independencia de Cataluña, el otro día lo perdí por completo.

Mientras todo esto pasa, la campaña electoral ha comenzado y los debates en televisión se suceden, uno tras otro. Gracias al cielo que no se han gastado el dinero en comprar grandes carteles que nos inunden las calles, diciendo que el gran cambio va a llegar y haciendo promesas que todos sabemos que no llegarán. Aun así, con la campaña empezada… sigo sin entender una cosa, ¿Cuál es el motivo por el que los políticos no se tienden una mano y hablan como personas civilizadas? ¿Acaso somos animales? Aquí en España hay una cosa clara, llegar al poder sin importar lo que has prometido, una vez en el trono haces lo que te da la real gana, por esta razón todos quieren gobernar y no dar su brazo a torcer, por esta razón yo, no estoy seguro de mi voto, no lo estuve y no lo estaré dentro de 18 días.

Sin embargo, España está tan resquebrajada que le da igual quien gane las elecciones generales, lo único que importa es que este verano, del 10 de junio hasta el 10 de julio, puedan estar en sus casas, viendo el partido que toca y disfrutando de un buen fútbol mientras sueñan que España se trae la copa de Europa a casa. Es lo único que parece importarnos, pues las elecciones están a la vuelta de la esquina y la gente pasa del tema.

«El futuro no está escrito, porque solo el pueblo puede escribirlo» Adolfo Suárez

Sergio Barajas Cruz

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s