Hablemos de hipocresía

Sí amigos, hoy me he despertado así, sembrado, incendiario, como lo queráis llamar. Me he levantado sin escrúpulos al hablar, con ganas de decir algo que desde hacía mucho tiempo me rondaba la cabeza. Algo que necesitaba, más que ninguna otra cosa, gritar a los cuatro vientos. Una realidad a la que no le encontraba las palabras adecuadas y correctas para describirlo educadamente. Hoy me he levantado inspirado y puedo decirlo bien alto, he encontrado esas palabras, por tanto, este «papel» y vosotros, mis lectores, seréis testigos de los hechos que en mis pensamientos llevan tiempo dando vueltas.  Hablemos pues, de moda.

Sonará raro, pero, valga la redundancia, está de moda ir a la moda. Es algo que el ser humano, de una manera u otra busca. Las modas en muchos lugares, sitios de reunión o simplemente en un grupo de amistad, el más común símbolo de aceptación o incluso de repulsión por parte de la mayoría, solo por la forma de vestir, de llevar la ropa, algo que francamente me parece asqueroso y rastrero. Qué le vamos a hacer, muchos piensan que ir a la moda es vestir tu camiseta de Hollis… (No pienso hacer publicidad gratuita) o ir de traje y corbata a la reunión con el profesor de tu hijo. Muchas veces estos hechos de vestimenta son mucho más lamentables, cuando una persona no viste así por moda, sino que viste así solo para aparentar lo que no es.

Parece ser que muchos no saben que cuándo nos llegue la hora que le llega a todo el mundo, «la parca» no mirará la marca de nuestra ropa o si vamos o no a la moda. La muerte es para todos igual, seas rico o pobre, vayas a la moda o no. Parece mentira que creamos que somos superiores a otros, parece mentira que este mundo esté tan descargado de valores que nos olvidemos de la realidad y creamos en modas que no tienen ningún sentido.

Está muy de moda que las personas digan que son ateas, sí, parece ser que creer en algún dios está considerado ser una persona atrasada, ignorantes e incluso analfabetos. Podría dar mil ejemplos de personas prácticamente analfabetas, sin ningún conocimiento sobre la vida y sobre la cultura general que son ateas y podría darte otros mil ejemplos de personas en las que parece que su mente no tiene fin y que creen en alguna de las religiones de este planeta.

Está de moda ser ateos y criticar las religiones, pero está más de moda criticar al cristianismo, me gustaría ver a alguien criticando a la religión del islam, me gustaría ver como lo hace, pero no se atreven, ¿La razón? Todos la tenemos clara, porque en el momento que alguien se mete con esa religión hay peligro de atentado para esa persona. Me gustaría verle a alguno de estos personajes llamar analfabeto a una persona que cree en la religión del profeta. No tienen narices a hacerlo, es más fácil meterse con el cristianismo, nosotros no ponemos bombas

También tenemos que tener en cuenta que en esta sociedad en la que vivimos hoy en día está muy de moda, decir además que el comunismo es la solución para todos nuestros problemas. Una cosita, que quiero aclarar, el comunismo se basa en repartir la miseria entre todo el pueblo, en repartir toda la miseria que sobra de la riqueza que se ha repartido el gobernante. Si estudiamos la historia universal podremos ver que no es posible, que siempre ha fracasado, por mucho que ahora todos digan que las guerras han sido causadas por el capitalismo, que si esto que si lo otro… Todas patrañas sin sentido alguno, las guerras son causadas por las ansias de poder de unos y el orgullo de otros, no es culpa ni del comunismo ni del capitalismo, es culpa del ser humano.

¿Quién nos ha explicado estos conceptos? ¿Quién es la persona que está detrás de toda esta miseria, de las modas que nos imponen? No hay un culpable directo, todos somos de una manera o de otra, culpables de nuestra situación, de juzgar sin conocer y de hablar sin saber. Si hay algo que he aprendido en esta vida es que la mentira es el mal de la humanidad y que el ser humano es capaz de mentir por cualquier cosa. Los culpables de nuestra miseria somos nosotros mismos, lo único que muchos quieren que no nos demos cuenta y que permanezcamos enredados en sus hilos para poder manejarnos y que además permanezcamos con la venda en los ojos.

«Ciertamente, unos son más culpables que otros y tendrán que rendir cuentas. Pero, la verdad sea dicha, si estáis buscando un culpable solo tenéis que miraros al espejo» V de Vendetta

Sergio Barajas Cruz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s